Okunoshima, la isla de los conejos

Saldrás de Hiroshima acompañado por un guía de habla hispana para dirigirte a Okunoshima, la isla de los conejos. Pasarás un día como inmerso en cuento de hadas interactuando con estos pequeños mamíferos sedosos.

Okunoshima, una pequeña isla especial en el mar interior de Seto

 Japón es un país lleno de sorpresas. Una de ellas es que los japoneses no son los únicos que viven en el archipiélago. También hay conejos... Efectivamente, los conejos han establecido su colonia en una pequeña isla en el mar de Seto a poco más de 1 hora en tren desde Hiroshima: se trata de la isla de Okunoshima. En esta actividad, te invitamos a explorar esta pequeña isla con la compañía de un guía local, para que descubras todos los secretos de Okunoshima, la isla de los conejos.

Toda una isla habitada por conejos

 Con poco más de 4 km de circunferencia, Okunoshima es una isla deshabitada, ¡por humanos! Pero no por conejos. Okunoshima se explora fácilmente andando, y aparte de un campamento, un onsen y algunas playas, hay pocas cosas, salvo la circunstancia, por supuesto, de que es el santuario de varios miles de conejos que viven en libertad, en comunidades. Habitan los bosques, retozan en los lugares públicos, y envían algunos representantes para saludarte cuando bajas del barco. Acostumbrados a la presencia humana, son amables y no van a dudar en aceptar la comida que les ofrezcas.

La inesperada historia de Okunoshima

Pero tras toda esta ligereza y dulzura se esconde una historia siniestra. Okunoshima no siempre fue una isla para relajarse y divertirse viendo conejos. En 1929, a medida que aumentaban las tensiones diplomáticas mundiales, el gobierno del imperio decidió instalar en Okunoshima, debido a su aislada ubicación geográfica y su pequeño tamaño, una planta dedicada a la fabricación de gases tóxicos. La isla desapareció misteriosamente en aquellos tiempos de los mapas.

Se dice que entre 1929 y 1945, el ejército japonés produjo en secreto más de 6.000 toneladas de gases tóxicos, que fueron empleados en la guerra de China. Los conejos que habitan la isla hoy en día puede que sean los descendientes de los desventurados conejillos utilizados para ensayar aquellos gases. Tu guía te llevará a ver el Museo de los Gases Tóxicos, viejos almacenes y restos de baterías militares de la era Meiji.

Un guía de habla hispana durante un día lleno de experiencias y con una logística optimizada

 Tu guía te acompañará desde Hiroshima. Elegirá los horarios que te resulten mejor para los trasbordos de tren y del ferry con el fin de optimizar el tiempo de tus viajes de ida y vuelta. Recomendamos utilizar el pase nacional JR o el pase JR Oeste (Sanyo o Setouchi) para el desplazamiento hasta el puerto de Tadanoumi. También te dirá dónde conseguir la comida para los conejos y las reglas a seguir en Okunoshima para proteger a los conejos y su hábitat. Os encontraréis a las 8:30 de la mañana en la estación de Hiroshima para pasar esta jornada inolvidable.

Ubicación


Okunoshima, la isla de los conejos

A partir de
294,00 € por grupo de 1 a 4 personas
* Campo requerido

Nuestras actividades

  • Duración : 3 hour
  • Lugar : Hiroshima
  • Duración : 8 hour
  • Lugar : Hiroshima
Todas las actividades (3)